Negociar el sueldo nunca ha sido un tema de gran agrado para nadie. El dinero es uno de esos temas que prefieres evitar si es posible, pero cuando estamos hablando de la búsqueda de empleo, es un punto importante. Si nunca has sabido negociar una subida de sueldo en el trabajo o te da miedo sacar el tema en una entrevista, este es tu post.

Ten las ideas claras

En primer lugar debes saber que sueldo mínimo estás dispuesto a aceptar. Para saber la cantidad, primero puedes hacer comparaciones de sueldo con personas que tienen la misma categoría de trabajo que tu. Para buscar esta información puedes usar la herramienta de LinkedIn Salary que te da una media del sueldo base por cargo y por localización.

El sueldo es una manera de cuantificar el valor que estas aportando a la empresa. Por eso es importante que sepas valorarte tu primero y tengas claro el valor que vas a aportar a la empresa. Si el caso es que ya estás trabajando en una empresa y quieres pedir un aumento, puedes justificarlo con una subida del volumen de trabajo o las responsabilidades que tienes que asumir. 

El momento

Es imprescindible escoger un buen momento para negociar el sueldo.

En la entrevista de trabajo, es obvio que en algún momento debe salir el tema del sueldo, tanto por parte del entrevistado como del entrevistador. El momento ideal, es de cara al final de la entrevista. Es básicamente sentido común, pero si empiezas una entrevista negociando el sueldo, puedes dar la impresión de que no estás realmente interesado en el puesto de trabajo. Primero debes informarte en qué consistirá tu puesto de trabajo, qué condiciones vas a tener, bonificaciones por parte de la empresa, etc… en el momento que tengas toda esta información, podrás pedir más o menos cantidad.

El caso del aumento de sueldo es algo más delicado. Ninguna empresa es igual a otra, y las situaciones pueden variar de una a otra, lo que hace más difícil dar un consejo. De todas maneras, debes valorar tu mismo la situación de la empresa. Si últimamente ves que algo va mal, que hay menos clientes o los proyectos no están saliendo adecuadamente, no es el momento idóneo para pedir un aumento. También tienes que tener en cuenta el carácter y actitud de tus superiores. Por ejemplo, si ves que un día está estresado o agobiado por tener una reunión, no es el día para habar este tema.

negociar el sueldo

Abordar el tema

A parte de tener que encontrar el momento adecuado para negociar el sueldo o hablar el tema, es importante saber qué palabras emplear para pedirlo.

En una entrevista de trabajo, normalmente te sacará el tema el entrevistador con preguntas como: ¿cuál crees que debería ser tu salario? ¿qué es lo que estás cobrando actualmente? Nunca digas una cifra exacta sobre lo que estás cobrando actualmente, es mejor que digas que crees que deberías cobrar “X” teniendo en cuenta las características del puesto de trabajo y el valor que puedas aportar.

Cuando pides un aumento de sueldo, como hemos comentado anteriormente, es posible que te pidan que lo justifiques. Por ese motivo, debes tener claro de antemano por qué motivos te mereces ese aumento. 

Gestionar las negativas

No siempre te van a decir que sí. En el momento que te dan una negativa no debes sentirte avergonzado ni decepcionado, simplemente debes saber gestionarlo. En el caso de que te digan que no hay presupuesto, interesate por saber cuando lo habrá o si se puede volver a hablar el tema en unos meses. Por el contrario, si en una entrevista te dan una negativa ante el sueldo que pides, puedes preguntarles el motivo e interesarte por llegar a un acuerdo. Es posible que no te puedan dar más dinero, pero también pueden compensarte otras cosas. Por ejemplo, trabajar desde casa 1 día a la semana, tener horario flexible, etc… todo esto son beneficios no monetarios pero que pueden ser un buen sustitutivo.

 

Negociar el sueldo no es tarea fácil e intervienen muchos factores. La primera vez que saques este tema es posible que estés nervioso, pero con el paso de los años es algo que aprenderás a gestionar. Esperamos que os haya servido el post y deseamos que tengáis ese sueldo que queréis y os merecéis 😉. 

Si aún no estáis trabajando, podéis buscar vuestro próximo empleo en la App de Dada. 📲

¡Suerte!